El humorista gráfico nicaragüense alza su arma principal frente a la situación crítica de su país: su pluma y papel. Pedro X Molina dibuja la dura realidad política a través del humor y la crítica, su discurso se basa en sus años de estudios sobre política y su honestidad. El caricaturista ha sido publicado en relevantes medios nacionales e internacionales como El Nuevo Diario, Chicago Tribune, The Washington Post, Los Angeles Times, Courier Japan, El Universal, China Daily, BBC y muchos más. Además ha recibido distintos reconocimientos y premios internacionales a lo largo de su larga carrera artística. Uno de los más recientes premios fue el Courage Award 2018, en la categoría de Caricatura Editorial.

Pedro X Molina estará en la Ciudad de México para asistir al Primer Encuentro Internacional Cartónclub “La Línea de Fuego”, en el cual impartirá un interesante taller junto a Arcadio Esquivel —caricaturista costarricense— titulado “Cómo decir lo indecible”, en el que se analizará la función social de la caricatura como medio ideológico, de denuncia y crítica en un contexto latinoamericano de censura y represión. Éste tendrá registro previo online y se llevará a cabo en el Centro Educativo del Museo Memoria y Tolerancia (Aulas 1 y 2) el viernes 7 de septiembre desde las 12:00 a 14:00 hrs.

Además, el nicaragüense formará parte de  la gran mesa “La Línea de Fuego: la lucha por la libertad de expresión”, junto a caricaturistas de renombre como Rayma, Bonil y Nadia Khiari, para hablar sobre las situaciones a las que se han enfrentado al ejercer su derecho a la libre expresión. Compartirán su testimonio de lucha y cómo continúan enfrentándose ante estas situaciones en el cumplimiento de su labor. El viernes 7 de septiembre a las 19:00 a 20:30 hrs. estarán abiertas las puertas del Auditorio del Museo Memoria y Tolerancia para poder asistir a dicha mesa.

 

A continuación, les presentamos un poco de Pedro X Molina:

Pedro, ¿cuándo comenzaste a dibujar caricaturas?
Como la mayoría de los que nos dedicamos a esto, empecé a dibujar desde pequeño. Luego, con el despertar de mi conciencia adolescente dejé de dibujar Matojos para dibujar Mafaldas.  a eso de los 17 años comencé a hacer caricaturas ya con intención de decir algo y publicar.

¿Quién es Pedro X Molina? ¿Cómo te definirías?
Dibujante curioso por todo, la fe, la política, las relaciones humanas, la economía, la historia, la naturaleza, el universo… todo siempre desde una vista crítica.

Pedro, ¿cómo describirías ese momento de Eureka, cuando sabes que tuviste una buena idea para plasmarla en el papel?
Para mi esos momentos son raros, por lo general siempre estoy maquinando y maquilando ideas y dibujos, lo cual lleva su tiempo y al final el dibujo terminado siempre me deja la sensación de que pudo ser mejor, pero las horas de cierre son lo que son. Cuando tengo uno de esos momentos en donde en 1 segundo tuve la idea perfecta y en 7 minutos el dibujo terminado, me siento hasta culpable y no encuentro qué hacer el resto del día.

¿Qué es lo que te deja a ti cada caricatura que publicas?
La satisfacción de haber comunicado artísticamente una opinión, un juicio de valor, una emoción mía, que ya puede ser correcta o incorrecta según quien la vea, pero por lo menos es honesta.

Cuéntanos, ¿cómo es la respuesta del público nicaragüense a tu trabajo? ¿Cómo es la respuesta internacional?
En Nicaragua las reacciones son variadas y apasionadas, estoy acostumbrado a que en un mismo día por el mismo cartón me traten como el más brillante genio o como el más botado de los comemierdas. A nivel internacional, cuesta hacerse un nombre viniendo de un país tan pequeño, pero a punta de esfuerzo, algo se ha logrado.

¿Cuál es el reto más importante al momento de defender los derechos humanos a través de un lápiz y un papel?
Podría decir que hacer entender a los victimarios el respeto que deben a sus víctimas, pero creo que es incluso más importante ayudar a tomar conciencia a las víctimas que NO tienen porqué serlo, que poseen dignidad, valor, derechos irrenunciables que NADIE debe arrebatarles, y a veces esto segundo cuesta más que lo primero.

 

La situación de Nicaragua en temas de libertad de expresión es crítica, ¿podrías contarnos tu experiencia con la censura y las amenazas?
Censura de una y otra forma la he experimentado varias veces en mi carrera, desde dueños de medios que rayaban de punta a punta mis originales con la palabra “no” y los tiraban a la basura, pasando por aquellos mandos intermedios que creen que deben censurar para justificar sus puestos y los editores miedosos de ofender a la persona equivocada, hasta los emisarios del poder que con halagos y dinero han querido “reclutarme” y luego las intimidaciones y amenazas directas del poder o sus fanáticos por mi trabajo. Sobre todo en este momento de tensiones tan grandes en mi país.

Como artista, ¿qué quieres aportar con tu arte a Nicaragua? ¿y qué quieres aportar al mundo?
En su simpleza parecería arrogante, pero mi respuesta sería mi visión, mi opinión, que no es otra que la de un ciudadano más, pero un ciudadano que lleva AÑOS estudiando políticos hipócritas y sus trampas, como para tener algo que advertir sobre eso.

¿Puedes describir tu vida como dibujante en 5 palabras?
1- Apasionada
2- Pudiera
3- Ser
4- Mejor
5- Pagada.

¿Cuáles son tus expectativas del Primer Encuentro Internacional Cartónclub “La Línea De Fuego”?
Pues compartir con los demás colegas y los asistentes los retos pero también las bondades y las oportunidades que brinda esta maravillosa forma de expresión.

¿Qué sigue para ti como caricaturista?
Seguir haciendo lo que hago… pero MEJOR.