Desde hace 18 años Aurel envía sus dibujos a los periódicos. Con 38 años de edad hace de todo: cartones sociales y políticos, historietas, reportajes ilustrados, películas animadas y mucho más. Por ello este caricaturista francés, estrella de Le Monde, tiene muchos libros reconocidos y estudiados por sus colegas en Europa. Aurel se considera desorganizado, hace muchas cosas al mismo tiempo para que surjan las ideas. “Me gusta variar, no estar consagrado a una sola idea”, expresó el artista.  

——–

¿Del movimiento de caricaturistas que existe ahorita, crees que está debilitándose o poniéndose más fuerte? ¿Cree que la época de caricaturistas está mejorando o está empeorando?

No tengo realmente una idea puesta en la cabeza, creo que hay muchas cosas diferentes que suceden es difícil poner todo en el mismo paquete hay países que se abren a la democracia a la libertad de expresión o que tratan, incluso es algo positivo algo nuevo que va por el buen lado,por otro lado hay cosas nuevas que llegan, tecnologías nuevas las redes sociales que en si mismas no son ni buenas ni malas que pueden servir mucho para difundir el tipo de prensa.  tenemos la pregunta de cómo puedes ganar dinero aun dibujante haciendo eso con el lado malo, negativo, que se vuelve muy complicado poder publicar algo sin que venga todo el mundo sobre ti para atacarte y despues esta el problema que nosotros estamos relacionados con la prensa escrita y que no va muy bien en muchas partes del mundo entonces nosotros pagamos un poco esta crisis entonces no se si va a un buen lado o aun lado mejor, yo creo que la calidad evoluciona pero hay de todos, hay cosas que están peor o mejor, para mi lo que va mejorando es que hay ciertos países que se abren a la democracia o a la libertad de expresión.

¿Y el estilo de arte que ellos hacen que es como ácido, el ejemplo que hubo con el terremoto de Italia, ese tipo de arte, que opinas al respecto?

A nadie le importa lo que yo vaya a decir, porque ellos tienen derecho a decir lo que dijeron, yo creo que mientras nos sigamos haciendo ese tipo de preguntas, no vamos a salir de ese meollo, no vamos hacia el lado contrario, hay que ir hacia el debate, decir no estoy de acuerdo o estoy de acuerdo, pero lo que si es que tiene el derecho de hacer ese tipo de dibujos.

¿Qué es para ti una buena idea para dibujar?

Depende de qué tipo de ejercicio, si es un libro, un cartón, un poco de prensa. Creo que es una idea que nadie ha tenido que corresponde a lo que tu piensas y a lo que eres, si eso puede hacer sonreír y que se pueda reflexionar es perfecto.